El carisma y la espiritualidad están expresados en el Escudo de la Familia Religiosa que incluye a las tres ramas: —Apóstoles del Inmaculado Corazón y la Divina Misericordia, AICyDIM; Discípulas del Inmaculado Corazón y la Divina Misericordia, DICyDIM; y Tercera Orden del Inmaculado Corazón y la Divina Misericordia, TOICyDIM—.

El fondo azul, color que representa el manto de la Santísima Virgen, es el mismo color del hábito de nuestra Familia que luce en honor a Ella. Detenta un contorno en blanco con la inscripción FRICyDIM en su extremo superior, la descripción Familia Religiosa del Inmaculado Corazón y la Divina Misericordia en el lado izquierdo y el carisma Al servicio del triunfo del Inmaculado Corazón de María en el lado derecho.

 

En su interior, en la parte más externa, luce un Santo Rosario que es una de las armas con el cual lucha un miembro de la Familia; como centro del Santo Rosario, está la imagen del Inmaculado Corazón y, en su parte más inferior, en el centro de la cruz, aparece San Pío de Pietrelcina, el principal patrono de esta Familia.

 

En el Centro una cruz en color marrón que constituye la otra arma que llevamos, es de color del hábito del padre Pío y en su parte inferior hay doce piedras sobre la que se apoya la Cruz; la piedra grande con las llaves del Papado representa a San Pedro, primer papa y debajo los once restantes Apóstoles de Cristo. Manifestamos con esto nuestra más profunda adhesión incondicional al Magisterio de la Iglesia y propagamos su amor y fidelidad. Y así como Cristo tuvo sus apóstoles y discípulos, así estamos al servicio, como Apóstoles y Discípulos del Inmaculado Corazón de María y de la Divina Misericordia.

 

Sobre la cruz marrón, en el centro, la Sagrada Eucaristía, otra de las armas de la Familia Religiosa, que está protegida y envuelta por el manto de la Santísima Virgen, saliendo de su Corazón y de su seno, Carne de su carne y Sangre de su sangre. Nos recuerda la dignidad y la preparación con que debemos celebrar y recibir este augusto Sacramento.

 

Del centro de la cruz de la Sagrada Eucaristía salen los rayos de la Divina Misericordia, representando el agua y la sangre, la gracia y la misericordia, armas por la que triunfará el amor de Cristo entre los hombres.

 

Luego, más arriba, el triángulo representa la Santísima Trinidad, de quién todo fluye y a quién todo tiende; en su interior el Inmaculado Corazón de María, con la llama de amor y las espinas como se manifestó en Fátima; Corazón que triunfará en nosotros al final, razón por la cual figura con la corona sobre él.

 

Cada rama de esta Familia Religiosa tiene su propio medallón que los representa los cuales se diferencian en la inscripción que los rodea, como se muestra a continuación.