Jornada Permanente de Oración por la Paz en México

Del Corazón Inmaculado a Jesús Sacramentado


Queridos hermanos en Cristo: estamos viviendo momentos difíciles que exigen un compromiso como cristianos. Por ello, los exhortamos a orar y hacer penitencia por México, por la conversión de los pecadores, por las familias, por el derecho a la vida, por nuestros niños, adolescentes y jóvenes, por nuestros representantes públicos y funcionarios, por la paz.

 

Los invitamos a unirse en grupos o individualmente para rezar todos los días el Santo Rosario (preferentemente frente al Santísimo Sacramento), vivir las virtudes cristianas y asistir a la Santa Misa todos los días que les sean posible (sin descuidar el deber de estado). Hagamos un ejército de oración y penitencia como fue enseñado en Fátima.

 

Para empezar, proponemos la Coronilla Reparadora de FRICYDIM. Para hacerla se utiliza un rosario común de cinco decenas y se comienza con un Padre Nuestro, Ave María, Credo, Acto de contrición y se hace el Ofrecimiento de reparación.

 

Al comenzar cada decena del rosario (con las cuentas grandes del Padre Nuestro) decir: “Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los sagrarios de la tierra, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencia con el que Él mismo es ofendido".

 

En las cuentas pequeñas del Avemaría se dice: “Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por aquellos que no creen, no adoran, no esperan y no te aman".

 

Al terminar cada decena se dice: "Oh buen Jesús, perdona nuestros pecados. Líbranos del fuego del infierno. Conduce a todas las almas al Cielo, especialmente las mas necesitadas."

 

Al finalizar las cinco decenas de la Coronilla Reparadora de FRICYDIM se dice: "Oh Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por el Santo Padre y en reparación de los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María."

Todo lo que aquí se comprometa será ofrendado en la Santa Misa Dominical en Casa Belén. Recuerde que lo que se ofrece ante el altar tiene un valor infinito. ¡Acumulemos tesoros en el cielo!

 

Me comprometo a realizar:


¡Gracias por tu Generosidad!