Meditaciones y oraciones mes del Sagrado Corazón de Jesús


Oración introductoria de cada día

 

Corazón amantísimo de Jesús digno de todo amor y de toda mi adoración; movido por el deseo de reparar y de lavar las ofensas graves y numerosas hechas a Ti, y para evitar que yo mismo, ingrato, me manche de la culpa en adelante, te ofrezco y te consagro enteramente mi corazón, mis afectos, mi trabajo y todo mi ser. 

 

Teniendo en cuenta la pobreza de mis méritos, ¡Oh Jesús!, te ofrezco mis oraciones, mis actos de penitencia, de humildad, de obediencia y de las demás virtudes que practicaré hoy y durante mi vida entera hasta el último suspiro.

 

Propongo hacer todo por tu gloria, por tu amor y para consolar tu Corazón. Te suplico aceptes mi humilde ofrecimiento por las manos purísimas de tu Madre y mi Madre, la Santísima Virgen María. Dispón de mí y de mis cosas, Señor, según el beneplácito de tu Corazón. Amén.